Las mejores frases de Timón y Pumba

Sin lugar a duda, Timón y Pumba son una de las parejas más entrañables de Disney. Son dos personajes con un modo muy singular de ver la vida y con una de las mejores filosofías que hemos visto en el gigante del ratón. A modo de homenaje, en este artículo hemos hecho una recopilación de sus mejores frases.


“Me encanta jugar a los bolos con los buitres”
Pumba


“Eh Timón, solo es un león chiquitín. Mírale, es tan mono y esta solito, ¿nos quedamos con él?”
Pumba


“Quizá no sea tan mala idea tener un león con nosotros”
Timón


Pumba: “¿Qué te reconcome?”
Timón: “Nada, él está arriba de la cadena alimenticia”


“Eres un proscrito, ¡genial! ¡Nosotros también”
Timón


“En momentos como este mi colega Timón dice siempre hay que dejar lo atrasado en el pasado”
Pumba


“Yo digo siempre hay que dejar el pasado atrás”
Timón


Timón: “Verás chico, a veces ocurren cosas malas y no puedes evitarlo, ¿verdad?
Simba: “Verdad”
Timón: “¡Falso! Siempre que el mundo te de la espalda lo que has de hacer es darle la espalda al mundo”


“Repite conmigo: Hakuna Matata”
Timón


“Hakuna Matata, o sea, no te angusties”
Pumba


“Hakuna Matata, vive y deja vivir
Hakuna Matata, vive y sé feliz
Ningún problema debe hacerte sufrir
Lo más fácil es saber decir
Hakuna Matata!”
Timón y Pumba


“Hakuna Matata, qué bonito es vivir”
Timón y Pumba


“Se nos han acabado las cebras”
Timón


“Mmmm sabe a gallina”
Timón


“Viscoso, pero sabroso”
Pumba


“Esta es la buena vida, sin reglas ni responsabilidades” 
Timón


 “He comido como un cerdo”
Pumba


Pumba: “Timón”
Timón: “¿Sí? ”
Pumba: “¿Te has preguntado alguna vez que son esos puntitos brillantes del cielo? ”
Timón: “Pumba, No me lo pregunto, lo sé”
Pumba: “Ah, ¿y qué son?”
Timón: “Luciérnagas. Luciérnagas que se quedaron atrapadas en ese techo azul y negro de arriba”
Pumba: “Ah, vaya. Siempre creí que eran bolas de gas quemándose a millones de kilómetros de aquí”
Timón: “Pumba, todo lo tuyo es gas”


“O sea, ¿que un montón de momias reales están observándonos?”
Timón


“En la jungla,
la negra jungla,
dormido esta el león”
Timón


“¡Ella me va a comer!”
Pumba


“¡Vamos, muérdela! ¡a la yugular! ¡a la yugular!”
Timón


“A ver si lo he entendido, la conoces, te conoce, pero ella se quiere comer a Pumba. ¿Le encuentran alguna lógica?”
Timón


Simba: “Soy el mismo de siempre”
Timón: “Pero con poder”


Timón “¿No te has dado cuenta?” 
Pumba: “¿Qué?”
Timón: “Me huelo lo peor” 
Pumba: “¿Cómo?”
Timón: “Porque ese par se va a enamorar”
Timón: “Volvemos a ser dos”
Pumba: “¡Ah!”
Timón: “Feliz final escrito está, es un gran error”
Pumba: “Se perderá sus juergas de león”
Ambos: “Y todo por amor”


“Carnívoros, ¡ay!”
Timón


“Bueno Simba, si es importante para ti, te apoyaremos hasta el final”
Timón


“¿Qué quieres? ¿Qué me ponga falda y baile el hula hula?”
Timón


“¡Uaau!
tienes hambre, quieres carne cruda pa ‘comer …
toma un poco de jamón, ¡verás qué gran placer!
grasa de verdad, buena calidad
¡muestra tu mejor voracidad!
¡Hay chuletas! (yob, yob, yob)
¡tiernas !, ¡frescas! (yob, yob, yob)
pata negra (yob, yob)
¡es un cerdo de verdad! … ¡Uh!”

Timón


“¡Esto está que arde!”
Timón


Banzai: “¿Quién es ese puerco?”
Pumba “¿Os dirigís a mi!”


“Soy un cerdo decente, no un puerco”
Pumba