virales semana 21

Los virales más locos de esta semana (23-29 de mayo)

Debemos agradecer a Twitter todas las dosis de humor que nos regalan los usuarios que tienen tanto ingenio para conseguir de cualquier reflexión, imagen o noticia sacarnos carcajadas. Y nosotros nos encargamos de juntar aquí los mejores virales de la semana para que el inicio de junio sea todo un éxito.

Juro que yo puse la alarma

Con los ojos medio cerrados de estar a punto de dormirse es imposible acertar bien en la aplicación de la alarma y es normal que pasen cosas como esta.

Las dificultades del teletrabajo

Hay algo bueno que dejó la pandemia que es el aumento de teletrabajo. Esa opción que tienen algunos trabajadores de poder hacer lo que hacían en la oficina pero sin salir de casa y en pijama. Lo malo es que no todos los empleos son aptos para esto y la panadería es uno de ellos.

Mosquitos carteristas

El objetivo del tuitero es muy loable: proteger a una especia de mosquito que no es perjudicial para el ser humano, pero realmente el otro usuario tiene toda la razón: ¿para qué quiere un euro el mosquito? ¿para pagar su dosis de sangre?

Camisetas Badminton laTostadora.com

La crema pastelera no adelgaza

Las cremas adelgazantes son todo un engaño y esta usuaria de Twitter lo tiene claro.

Lo mal repartido que está el talento

Dos cosas que comentar: que injusta es la vida que muchas no somos capaces de maquillarnos sin parecer un payaso retirado; y cuánto talento tiene la gente para poder quedar una obra de arte como esa en un párpado.

La relatividad del tiempo

El tiempo pasa demasiado rápido pero según para qué. Por ejemplo, hace más de dos años que empezamos a vivir una pandemia mundial pero, a la vez, muchas veces nos da vergüenza ajena la actitud que tuvimos hace tan solo un mes.

Prioridades claras

No saber organizar mis tareas por prioridades y pasarme todo el fin de semana haciendo maratón de mi serie favorita «is my passion».

El pajarito se llama igual que mi perro

Es inevitable no amar a nuestros perritos ya que aunque para mucho solo sean mascotas, para nosotros son como nuestros hijos. Pero debemos unirnos todos los dueños de perros en una única misión: que se dejen de chivar cuando llegamos tarde a casa.

¡Compártelo en redes!