Puedes criar tu propio dinosaurio

Casi todos nosotros, cuando éramos pequeños, estábamos obsesionados con los dinosaurios desde que vimos cómo salía del cascarón el pequeño raptor de laboratorio en la primera entrega de Jurassic Park.¡Pues ahora es posible! o casi.. ya que existen estos huevos de dinosaurio que al ser sumergidos en agua acaban eclosionando.

El primer paso es hacerte con uno de estos huevos. Como veis, por fuera, se asemeja un poco a lo que sería un huevo de dinosaurio.

El segundo paso es meter el huevo en un vaso lleno de agua o en el bidé del baño y dejar que surja la magia. El huevo se va deshacer como si fuera una pastilla efervescente y, al acabar, tendrás tu pequeño dinosaurio.


¡Compártelo en redes!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram