Jurassic Park

Las mejores películas de Dinosaurios

Si has nacido en los últimos 30 años, el T Rex significa para ti mucho más de lo que te imaginas. Perteneces a una generación que ha tenido presente a los dinosaurios desde su nacimiento.

Aun a pesar de haber desaparecido hace unos 65 millones de años, estos enormes monstruos han estado presentes en todas las etapas de nuestra vida gracias a grandes películas, series, libros e incluso videojuegos que se han convertido en parte de nuestras vidas y seguro que gracias a ellos a día de hoy eres capaz de nombrar al menos tres especies distintas de dinosaurios.

Ofertas en La Tostadora
Ofertas en La Tostadora

En busca del valle encantado (1988).

Siempre se habla de que la muerte de Mufasa o la madre de Bambi marcó nuestra infancia a base de lágrimas, pero poco se habla de cómo la madre de Piecito le salvó del Tyrannosaurus rex quedando gravemente herida y muriendo después de la gran sacudida, no sin antes indicarle cómo ir al Gran Valle para que se salvase y diciéndole que, sin importar lo que pase, él nunca debía rendirse y que ella siempre lo va acompañar.

En compañía de Cera y otros dinosaurios que va encontrándose por el camino, superando todo tipo de obstáculos y enfrentamientos debido a la diferencia de especies, por fin consiguen llegar al Gran Valle gracias al espíritu de su madre cuando estaba a punto de darse por vencido. Una vez allí todos consiguen reunirse con sus familias que creían perdidas y, al final de todo, se funden en un abrazo demostrando que, a pesar de sus diferencias, serían amigos para siempre.

Jurassic Park (1993).

¿Quién no ha visto esta película alguna vez en su vida? (O ha perdido la cuenta como es en mi caso). Película obligada de ver si te gustan los dinosaurios, o quizá te gustan por haberla visto.

Jonh Hammond no reparó en gastos creando un parque de dinosaurios extrayendo su ADN de mosquitos fosilizados y completando la cadena con una secuencia de ADN de anfibios. Todas hembras, para que la población no se descontrolándose… O eso pensaban ellos, más adelante se darían cuenta que la vida se abre camino.

Para asegurarse de que era un parque seguro decidió invitar a isla Nublar, a parte de a sus nietos, al paleontólogo Alan Grant, la paleobotánica Ellie Sattler, el matemático Ian Malcolm y el representante de los inversores Donald Gennaro, que acabaría teniendo un trágico desenlace en un inodoro cuando el parque se descontrola.

Velociraptores, diplodocus, dilophosaurus y todo tipo de dinosaurios incluyendo al gran Tyrannosaurus rex corren sueltos por el parque debido a un fallo de seguridad creado mientras Dennis Nedry, informático del parque, intenta escapar de la isla con un embrión de cada de especie.

Los protagonistas consiguen escapar del parque en helicóptero con bastantes heridas y prometiendo no volver… pero no sería así.

Ian Malcolm volvió en la segunda entrega (El mundo perdido, 1997) junto con un equipo y su hija de polizona en una de las caravanas para buscar esta vez en la isla Sorna, donde los dinosaurios clonados vagan en libertad, a su novia, la Dra. Sarah Harding a la que Jonh Hammond ya había conseguido convencer para ir días antes. Una vez todos allí descubren cómo InGen quiere capturar a los dinosaurios para exhibirlos en el continente. El equipo de Malcolm quiere impedirlo así que se cuelan en el campamento para liberar a los dinosaurios que ya habían capturado y ambos equipos se enfrentan. Pero ¡oh, sorpresa! Aquello se convierte en un sálvese quien pueda y tienen que huir para no ser devorados por todo tipo de dinosaurios. 

Lo peor de todo es que consiguen meter a un Tyrannosaurus Rex en un barco de camino a la apertura del Jurassic Park: San Diego y ¡spolier! Sale mal. Toda la tripulación muere, el dinosaurio corre por la cuidad al más puro estilo Godzilla y Sarah e Ian consiguen volver a meter al dinosaurio en el barco y salvarlos a todos. 

Y cuando pensábamos que ya lo habíamos visto todo, en 2001 llegó la tercera e innecesaria película de Jurassic Park III, donde Alan Grant vuelve a aparecer en escena, esta vez engañando por unos padres divorciados que buscan a su hijo desaparecido mientras sobrevolaba la isla en paracaídas hace dos meses. 

Todo va mal desde el principio: le dan un golpe en la cabeza para dejarlo inconsciente y aterrizar, lo hacen y Amanda no se le ocurre mejor idea que gritar con un megáfono, lo que hace un Spinosaurus surja entre la vegetación y se los quiera comer. Consiguen huir pero se golpean con la aleta del dinosaurio, pierden el control y acaban chocándose contra un árbol.

Y a partir de aquí más de lo mismo… Correr, gritar, dinosaurios, lágrimas, sangre pero consiguen salir de allí para nunca más volver, cosa que todos agradecemos. 

Caminando entre dinosaurios (1999).

Serie documental de la BBC emitida por primera en televisión en 1999 que consta de 6 capítulos y un Cómo se hizo, en la que en cada capítulo toman a un animal como protagonista y cómo se desenvuelve en su día a día.

Los episodios: Sangre nueva, La era de los titanes, Mar cruel, Gigante del cielo, Espíritus del bosque helado y Muerte de una dinastía tienen una duración de 30 minutos y contaron en todo momento con el asesoramiento de expertos en dinosaurios como Peter Dodson y James Farlow.

Fue todo un éxito de audiencia e incluso fue incluida en el Libro Guinness de los récords como la serie documental con mayor dinero invertido por minuto (wtf).

En 2013 se hizo el remake de esta mítica serie con el mismo nombre convirtiéndola en película con una duración de aproximadamente hora y media y que podemos verla en PrimeVideo.

Jurassic World (2015).

Volvemos a ver Isla Nublar, donde un nuevo parque temático llamando Jurassic World lleva operativo 10 años, en el cual el propietario del parque decide que es buena idea crear a un dinosaurio híbrido para atraer más gente al parque, el Indominus rex. Los hermanos Zach y Gray Mitchell visitan a su tía la gerente de operaciones del parque Claire Dearing, quien le pide a su asistente Zara que les guíe por el parque pero ellos deciden escaparse y explorar por su cuenta. 

Mientras Star Lord, digo, Owen Grady ha estado investigando la inteligencia de cuatro velociraptores, entre ellos la adorable Blue.

¿Quién se iba a imaginar que un dinosaurio híbrido iba a dar problemas? Evidentemente, el Indominus rex consigue escapar creando el caos en el parque y alguna que otra muerte a su paso. En un intento de apresarlo, invade el aviario del parque liberando una bandada de Pteranodones y Dimorphodones que causan aún si cabe más caos en el parque. La única solución que se les ocurre es liberar a los raptores para rastrearle, pero se dan cuenta que el Indominus tiene ADN de raptor, convirtiéndose en el nuevo alfa de la manada de raptores y quitándole el mando a Owen ¡JA!

Al final de todo el día, dinosaurios para arriba, gente corriendo para abajo, los velociraptores que quedan vivos vuelven a restablecer su vínculo con Owen e intentan matar al Indominus, muriendo todas menos Blue. Solo faltaba por aparecer en escena el gran Tyrannosaurus rex que junto con Blue consiguen atacar y herir al Indominus para acabar siendo devorado por un Mosasaurus que emerge del agua y lo arrastra hasta el fondo.

Todos consiguen escapar, one more time ante el rugido inigualable del Tyrannosaurus rex que ahora campa libremente por la isla.

En 2018, y de la mano de Bayona se estrenó Jurassic World II: El reino caído donde los dinosaurios de Isla Nublar están en peligro por un volcán en la isla que ha despertado. Owen y Claire, junto con un equipo de rescate viajan hasta allí pero más adelante descubren que lo que en verdad quieren es llevarlos a una mansión para vender los dinosaurios capturados. También descubren que pretender mostrar a los asistentes el Indoraptor, un nuevo dinosaurio híbrido creado juntando el ADN del Indominus rex y del velociraptor (en serio, basta). Los protagonistas intentan impedir todo esto pero ¡vaya! los dinosaurios se vuelven a escapar esta vez dentro y fuera de la mansión. 

Al final podemos ver cómo Ian Malcolm dice que ahora los humanos deben aprender a vivir con los dinosaurios, los cuales volverán a tomar el control del planeta (omg) mientras nos enseñan cómo un Tyrannosaurus rex rompe la jaula de un león en un zoo y se rugen mutuamente, al Mosasaurus nadando bajo unos surfistas, a Blue correr por una montaña y unos Pteranodones volando por Las Vegas.

El viaje de Arlo (2015).

En esta ocasión es Pixar la que nos trae de la mano a los dinosaurios con esta historia del pequeño Arlo, sus padres y sus dos hermanos donde los dinosaurios no fueron exterminados. Una tormenta lleva río abajo a Arlo y termina magullado y lejos de casa, acabando con un niño neardental que le ofrece su ayuda para reunirle de nuevo con su familia embarcándose en una aventura épica.

Pero no es la primera vez que vemos dinosaurios en Pixar aunque seguramente no sea en lo primero que pienses. ¿Quién no se acuerda del adorable Rex? En Toy Story (1995) vemos a un simpático, tierno y miedica dinosaurio, todo lo contrario a los que estamos acostumbrados a ver en un Tyrannosaurus rex. 

No sólo hemos visto dinosaurios en estos dibujos si no en muchos otros más, como por ejemplo en Los Picapiedra (1960) donde Pedro bajaba escurriéndose por la cola de uno de ellos gritando su famoso ¡Yabadabadú! mientras su animal de compañía Dino le esperaba en casa o usaban muchos más como medio de transporte, o Ice Age 3: El origen de los dinosaurios (2009).

Viaje al centro de la Tierra, King Kong, Noche en el museo… Hay muchos ejemplos de películas en las que hemos podido ver a nuestros queridos dinosaurios, incluso en las series están presentes, sin ir más lejos, todos conocemos al paleontólogo que nos enseñó que los dinosaurios no son aburridos, al Doctorrrr Ross Geller.

En definitiva, los dinosaurios nos han acompañados y nos acompañarán por siempre y, como bien dijo Ian Malcolm en Jurassic World II: “Estaban aquí antes que nosotros y si no tenemos cuidado estarán aquí después”.

¡Compártelo en redes!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram