Ve a las bodas como un Dios nórdico.

Las bodas son uno de los mejores eventos a los que puedes asistir, piénsalo, vas hecho a un pincel a un sitio donde vas a comer y beber hasta reventar. Lo mejor de todo es que es un ambiente donde se respira felicidad (y humo de puros). En cualquier caso, es muy importante ir bien vestido, porque luego la gente habla de cómo vas, entonces, lo mejor es romper con la pana.

Es complicado llevar algo friki sin salir de lo estándar, pero hemos encontrado el toque ideal que puedes dar a tu traje de boda: unos gemelos inspirados en Mjolnir, el martillo de Thor.


No te dejes engañar por su tamaño, el martillo está muy conseguido y le dará un toque especial a tu traje, algo que no podrás conseguir con unos gemelos «normales». Piensa que vas a ser todo un héroe, porque vas a conseguir colar algo friki en una boda pasando desapercibido.